Stone Soup Consulting ha firmado la Carta Portuguesa para la Diversidad. Esta carta está compuesta por varias organizaciones firmantes y tiene como principio la diversidad, entendida como el reconocimiento, el respeto y la valoración de las diferencias entre las personas incluyendo especialmente las diferencias relativas al sexo, identidad de género, orientación sexual, etnia, religión, credo, territorio de origen, cultura, lengua, nacionalidad, naturalidad, ascendencia, edad, orientación política, ideológica o social, estado civil, situación familiar, situación económica, estado de salud, discapacidad, estilo personal y formación.

Reconocer la diversidad en una organización potencia la innovación. Puede tener un impacto positivo en atracción, retención y promoción de competencias y representa un valor añadido al convertir la propia organización en un reflejo de la sociedad donde actúa. Valorar las características, las competencias y el talento de cada persona promueve la igualdad de tratamiento y de oportunidades, luchando contra los prejuicios y las discriminaciones y fomentando una cultura de inclusión basada en el respeto del ser humano.

Una cultura de diversidad contribuye al desarrollo personal y profesional, a la eficiencia y competitividad de las organizaciones, así como a la mejora de las condiciones sociales y económicas.

Las organizaciones firmantes de esta Carta asumen la Diversidad como un imperativo ético, traduciéndose en un principio básico y orientador de su actuación interna y externa, formando parte de sus valores y de su identidad institucional. 

Puedes leer más información sobre los compromisos adquiridos en la firma aquí.